Cómo Alquilar Locales No Residenciales

Tabla de contenido:

Cómo Alquilar Locales No Residenciales
Cómo Alquilar Locales No Residenciales

Video: Cómo Alquilar Locales No Residenciales

Video: Cómo Alquilar Locales No Residenciales
Video: 🔵 Invertir en locales comerciales. Cómo ponerlo en alquiler. 2023, Mayo
Anonim

Las posibilidades de alquilar un local no residencial dependen del propósito para el que sea adecuado: para producción, almacén, oficina, ubicación de la tienda. Su tamaño y varios factores adicionales también son importantes. En base a todo esto, se puede entender a quién y de qué manera es mejor ofrecerlo: gran o pequeña empresa, manufactura, comercial u otra empresa, etc.

Cómo alquilar locales no residenciales
Cómo alquilar locales no residenciales

Es necesario

  • - documentos que confirmen el derecho a disponer legalmente de las instalaciones;
  • - servicios de colocación de publicidad;
  • - contrato de arrendamiento.

Instrucciones

Paso 1

Comience con quién será su inquilino potencial. Esto le ayudará a elegir aquellas plataformas publicitarias donde se encontrará a su consumidor. La ley del mercado es bien conocida: la oferta debe estar donde haya demanda.

Paso 2

Analizar los diversos factores que inciden en el precio del alquiler. Esta es, en primer lugar, la ubicación, la conveniencia del transporte, la presencia de varias funciones adicionales.

Evalúe qué ventajas y desventajas tiene su habitación, debido a las cuales puede suavizar ciertas deficiencias.

El precio y los beneficios esperados lo ayudarán a comprender los límites de su presupuesto publicitario. Por ejemplo, no tiene sentido anunciar una oficina con un área de diez o dos metros cuadrados en vallas publicitarias, carteles extensibles, en radio y televisión. Pero en el caso de grandes áreas de producción, locales para un supermercado o un centro de negocios, el panorama puede ser diferente.

Paso 3

Cree un anuncio que enfatice los aspectos de su opción que son importantes para el consumidor y colóquelo en los recursos que el consumidor tiene la garantía de leer. Pueden ser tanto varios medios impresos como tableros de anuncios inmobiliarios, así como publicaciones comerciales y recursos de red, incluidas redes sociales profesionales, foros, etc. Pueden tener secciones especiales para tales ofertas.

Paso 4

Esté preparado para reunirse con los inquilinos, mostrarles las instalaciones, responder preguntas difíciles, demostrar evidencia documental de su derecho a disponer de esta propiedad.

Paso 5

Con el inquilino que haya tomado una decisión a su favor, analice detalladamente todas las condiciones imprescindibles (procedimiento de pago, plazo de arrendamiento y posibilidad de prórroga, obligaciones suyas y del cliente, etc.) y reflejelas en el contrato.

Un contrato de alquiler típico es fácil de encontrar en Internet y puede modificarse para adaptarse a sus necesidades.

En el futuro, solo debe controlar la puntualidad de la recepción del pago y verificar periódicamente el estado de las instalaciones.

Popular por tema